No desmonte ni intente arreglar ni modificar el aparato usted mismo.

-Ya que en el bastidor del producto penetra corriente de alto voltaje, se podría producir una descarga eléctrica o un incendio.

-Usted se podría exponer a las ondas electromagnéticas.

-Cuando se deba reparar el aparato, póngase en contacto con el centro de servicio técnico más cercano.

ADVERTENCIA: Es arriesgado que otra persona que no sea la adecuada realice la reparación, ya que ésta entraña la retirada de una cubierta que protege contra la exposición a la energía de las microondas.

Si ha penetrado en el aparato cualquier sustancia extraña como agua, desenchufe el cable y póngase en contacto con el centro de servicio técnico más cercano.

-De lo contrario se podría producir una descarga eléctrica o un incendio.

Si nota humo, apague o desenchufe el aparato y mantenga la puerta cerrada para sofocar las llamas.

Señales de precaución para el uso

Utilice sólo utensilios que sean aptos para el microondas; NO utilice recipientes metálicos, vajillas con adornos dorados o plateados, pinchos, tenedores, etc. Retire los cierres metalizados de las bolsas de papel o de plástico.

Motivo: Se pueden producir chispas o arcos eléctricos que dañen el horno.

Cuando caliente alimentos en recipientes de papel o plástico, vigile el horno ya que existe un riesgo de incendio.

Las cantidades pequeñas de alimentos requieren un tiempo de cocción o calentamiento más corto.

Si se utiliza el tiempo normal se pueden sobrecalentar o quemar.

Puede que oiga un chasquido durante el funcionamiento (especialmente si el horno está descongelando).

Motivo: Este sonido es normal cuando la salida de potencia eléctrica está cambiando.

NUNCA se debe permitir a los niños que jueguen con el microondas ni que lo usen. Tampoco se debe dejar de vigilar a los niños si están cerca del microondas en uso. Los objetos que interesen a los niños no se deben almacenar ni ocultar encima o dentro del microondas.

No deje que los niños jueguen con el electrodoméstico.

Procure no calentar en exceso las bebidas y los alimentos.

-En especial si se trata de alimentos para los niños, compruebe que se hayan enfriado suficientemente.

Tenga cuidado cuando caliente líquidos como agua u otras bebidas.

-Remueva durante la cocción o después.

-No utilice recipientes resbaladizos de cuello estrecho.

-Remueva el recipiente al menos 30 segundos después de calentarlo.

-De lo contrario se podría producir un derrame repentino del contenido y causar quemaduras.

No sostenga el alimento ni cualquier parte del mismo durante o inmediatamente después de la cocción.

-Utilice manoplas de horno ya que éste puede estar muy caliente y podría quemarse.

-Si retira bruscamente el plato de cerámica o el recipiente de cocción, el alimento se puede derramar y provocar quemaduras.

Si la superficie se resquebraja, apague la alimentación del aparato. - Podría producirse una descarga eléctrica.

No raye el cristal de la puerta del horno con un objeto afilado. - El cristal de podría dañar o quebrar.

No se apoye sobre el aparato ni deposite objetos (como ropa, la tapa del horno, velas o cigarrillos encendidos, platos, productos químicos, objetos metálicos, etc.) encima de éste.

-Los artículos como una prenda de ropa pueden quedar atrapados por la puerta.

-Se puede producir una descarga eléctrica, un incendio, problemas en el producto o lesiones personales.

ESPAÑOL

9